Soy Cristina, y me apasiona la fotografía.

La fotografía infantil y de familia, me aporta muchísimo cariño, paz, felicidad, y alegría.

Me encanta este trabajo, y pongo toda la pasión en ello, mis clientes lo notan tanto en las sesiones como en la entrega. Cuando haces las cosas con cariño y profesionalidad puedes conseguir que el resultado sea fantástico.

Enamorada del arte en general y la fotografía especialmente. Desde que realicé mi primer curso de fotografía ya sabía que quería dedicarme a la fotografía de familia. Trabajar con las familias, cuando esperan un bebé, cuando ha nacido su primer hijo, y cuando vuelven al año, o cada año es lo mejor que me puede pasar. Estar presente en estos pequeños momentos tan importantes es un sueño. Trabajar con niños es increíble, y cuando estoy detrás de la cámara tengo toda la paciencia del mundo, no existe otra cosa que no sea la búsqueda de su mirada o de su sonrisa y a veces, el tiempo se detiene.

Por otro lado, me considero una profesional muy responsable, honesta y comprometida, siempre pendiente de los detalles y de buscar la satisfacción de aquellos que habéis confiado en mi trabajo.

Cristina de Rojas